21 de Julio del 2016

Desafíos para un nuevo gobierno

Lugar: 
PerúNacional
Autor: 
Fernando Eguren - LRA 181

José Hernández, responsable del Plan de Gobierno de PPK en la sección agricultura y, además, coordinador del equipo de transferencia del sector, fue designado como el futuro ministro de Agricultura del nuevo gobierno presidido por Pedro Pablo Kuczynski.

¿Qué desafíos encontrará el nuevo ministro? ¿Cómo deja al sector agrario el gobierno que se va? Este número de LRA pretende evaluar algunos aspectos de la política agraria aplicada en los últimos cinco años por el gobierno saliente, presidido por Ollanta Humala, y recordar al lector los principales ofrecimientos del Plan de Gobierno de Peruanos por el Kambio, que deberá cumplir Pedro Pablo Kuczynski, el nuevo presidente, a partir del próximo 28 de julio.

El partido del nuevo gobierno ha dispuesto de una valiosísima información para hacer su plan de gobierno en lo que respecta al sector agrario: los resultados del IV Censo Nacional Agropecuario, realizado en 2012. Después de dieciocho años —el III Censo fue hecho en 1994—, se evidenció la magnitud de algunos procesos y carencias que, si bien no eran desconocidos, sorprendieron por su amplitud. Quizá el más impactante fue el crecimiento del número de unidades agropecuarias. El III Censo Nacional ya había mostrado su elevado número —alrededor de 1 745 000—, pero el reciente censo registró ¡medio millón más!, distribuidas en las tres regiones naturales, sobre todo en la sierra.

Este incremento no guarda relación con la ampliación de la frontera agrícola, lo que indica que hoy tenemos una estructura agraria con un predominio avasallador del minifundio.Pero el nuevo censo también nos mostró que en ciertas regiones del Perú, particularmente en la costa, avanzó la concentración de la propiedad, configurándose así una estructura bipolar, de pocas explotaciones con mucha tierra y muchas con muy poca. Es la estructura típica que llevó a varios países a realizar algún tipo de reforma agraria.

Otros resultados pusieron en evidencia que dos décadas de políticas neoliberales mantuvieron al margen de las condiciones necesarias para un adecuado desempeño económico a nueve de cada diez agricultores, que no accedieron al crédito, a la asistencia técnica ni a otros servicios y bienes públicos.

El éxito de las agroexportaciones, a su vez, pone en evidencia que los ganadores de dichas políticas —que incluyen la suscripción de múltiples tratados de libre comercio— son una minoría de grandes empresas y corporaciones. Las cifras del valor de las agroexportaciones, que se han multiplicado en los últimos años, no deben velar la situación de carencia de la inmensa mayoría de productores ni las inmensas desigualdades del sector.

Algunas de las propuestas del Plan de Gobierno de Peruanos por el Kambio se orientan a reducir las carencias aludidas, pero da la impresión de que no corresponden a la magnitud cuantitativa ni a la complejidad del desafío. El número de agricultores es inmenso: son más de 2 200 000 las unidades agropecuarias, la gran mayoría de ellas pequeñas, que requieren de un apoyo no solo sectorial (asistencia técnica, créditos, etc.), sino intersectorial (transportes, educación, salud, etc.) y una adecuada coordinación entre los diferentes niveles de gobierno (nacional, regional y local).

Componente: 
Institucionalidad