23 de Agosto del 2013

Oscar Aquino: "En un plazo de 10 días se haría público el reglamento de la ley de alimentación Saludable"

Lugar: 
PerúNacional

 

El 16 de mayo el Presidente de la República, Ollanta Humala promulgó la Ley de alimentación saludable, esto encendió las alarmas de un sector de la población que se sintió amenazada. Sin embargo, la construcción del reglamento ha sido concensuado entre el sector público-privado. Oscar Aquino, Director del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (CENAN) advierte que para el Ministerio de Salud, la empresa privada no es su enemiga y que espera que se conviertan en aliados para esta tarea por el bien de la población.

 

Estamos a 90 días desde que se promulgó la ley y el reglamento aún no se hace público ¿A qué se debe la demora?

 

Hemos tenido un pequeño retraso motivado por el perfeccionamiento del reglamento. El reglamento que nosotros íbamos a publicar ha sido perfeccionado por otros sectores: Economía, Indecopi, Educación, Agricultura y la PCM. Estos sectores han tenido observaciones que no tienen que ver con nuestra parte técnica que son los límites, sino basicamente con el libre comercio, la capacidad de anuncio que son compromisos con los TLCs, la OMC, etc; que hemos aceptado y discutido. La comisión hizo un esfuerzo por acabar el reglamento a tiempo, pero comprendemos que así evitamos que salga un documento que deje sinsabores o vacíos a la industria. Discutamos sí, pero para construir.

 

¿Qué dificultades encontraron en la elaboración del reglamento?

 

Nos hemos encontrado con algunos problemas de metodología. Uno puede consultar cuáles son los límites y varios modelos de otros países lo tienen, pero en ninguna parte señala como se construyen. El comité ha tenido que construir ese proceso y justificarlo técnicamente. El primer paso fue apoyarnos  en la Unidad de Generación de Evidencias (Unagev) del en el Instituto Nacional de Salud (INS),  quienes en un plazo muy corto, un equipo de CENAN y del Instituto de Salud Pública, produjeron un primer documento de cuáles eran los efectos nocivos del azúcar, sal y grasas. 

 

El segundo punto, fue la necesidad de elaborar una investigación nacional y allí nos topamos con un problema. Buscamos los registros sanitarios de los productos alimenticios (y los registros sanitarios es el primer proceso que debemos perfeccionar), implica el estado de los ingredientes, pero no las cantidades de estos ingredientes; así que recurrimos a los grandes almacenes, sacamos la información de allí y conversamos con la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y pedimos que alguno de los asociados mandaran su información. Ellos nos la proporcionaron. 

 

¿En qué etapa están?

 

Estamos muy cerca, yo creo que un plazo de 10 días, lo publicamos. Se abrirá el debate,  lógicamente, porque se va a requerir una adecuación tecnológica. Ese será un momento de mucho diálogo, porque requiere de tecnología el reducir paulatinamente los índices de azúcar, sal y grasas.

 

¿Esto es voluntario?

 

Totalmente voluntario. Nosotros hemos fijado límites, si las empresas no cumplen con ellos tendrán que re etiquetar  señalando que “este producto tiene alto contenido de… Evite su consumo”. El proceso paulatino que hemos planteado, permitiría una adecuación relativamente sencilla, con plazos razonables y con una inversión tecnológica también razonable. Nuestra imagen objetivo es clara, pero sabemos que eso requiere de que la industria haga investigación y logre acomodarse. Como todo proceso tiene su tira y afloja pero en el fondo todos ganamos. Los escenarios van a ser varios por rubro, a algunas empresas les costará más y a otras menos adaptarse.

 

¿Qué dificultades contemplan en la implementación del reglamento? Cuando entre en vigencia. Se ha señalado por ejemplo la infraestructura de los colegios

 

Sabemos que no todos los Kioscos son iguales, algunos no tienen cadena de frío o no tienen agua. Allí el sector está trabajando para estandarizar, hacer una caracterización de los kioscos y según las condiciones técnicas ver que pueden proveer. Esta tarea es multisectorial, el Ministerio de Salud y el Ministerio de educación tendrán nuevamente que dialogar para ver la normativa de kioscos y allí tendremos que trabajar mucho con las municipalidades distritales. Según los datos que hemos recibido, el 20% de colegios a nivel nacional, carecen de agua potable y eso no se puede ver desde acá, es mucho más fácil que una municipalidad distrital destine recursos para una obra de infraestructura que permita proveer de agua a los colegios. La salud de una región depende del gobierno regional y es con ellos con quienes habría que coordinar esto.

 

El INS ya hace monitoreo de la situación nutricional. ¿De qué manera se articulará al observatorio? ¿Qué nuevas cosas tendría?

 

Como parte de la INS tenemos la Dirección de Vigilancia Alimentaria y Nutricional (DEVAN), a partir de ella y del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (CENAN), vamos a conformar un espacio que es el observatorio, que tendrá de novedad que son los vínculos público- privado y con sectores académicos, además la rendición de cuentas.

 

Componente: 
Institucionalidad