22 de Julio del 2014

La propuesta del MINSA sobre alimentos saludables incumple con la ley 30021

Lugar: 
PerúNacional
Autor: 
Fernando Eguren

 

 

“Debido a la presión del agresivo mercado de la industria sobre los países de todo el mundo, las personas cambian de una dieta tradicionalmente saludable a una dieta occidentalizada, con su fuerte dependencia de alimentos altamente procesados. Estos alimentos son ricos en grasa, azúcar y sal, pero bajos en nutrientes esenciales. Son además económicos y convenientes, con su prolongado tiempo de conservación y un sabor casi irresistible. Como resultado, la comida chatarra se está convirtiendo en el nuevo alimento básico mun­dial“.
 
(Extracto de la Conferencia pronunciada por la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud, sobre “La Salud en la Agenda de Desarrollo post 2015”, en La Habana, Cuba, en julio 2014).


En mayo del 2013 se promulgó la ley 30021 de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes. Esta ley tiene como objeto “la promoción y protección efectiva del derecho a la salud pública” y, más específicamente, busca alertar y proteger a los niños del consumo de la comida chatarra que contribuye al sobrepeso y la obesidad que, a su vez, están asociados con la diabetes, enfermedades cardiovasculares[1] y ciertos tipos de cáncer[2]. El incremento de la población con sobrepeso y obesos en el Perú es constante, y plantea ya importantes desafíos de salud pública[3]. La ley también compromete al Ministerio de Educación y al Ministerio de la Salud en educar a los niños en una alimentación saludable.
 
En realidad la ley dista mucho de ser radical, como tratan de hacer creer los empresarios de la industria alimentaria y de las agencias de publicidad[4]. No prohíbe la comida chatarra: la única restricción es que no puede ser vendida en los kioskos escolares. Lo que sí hace la ley es regular la publicidad que incentiva el consumo de comida chatarra en los niños, al establecer limitaciones a la publicidad en las horas en las que estos ven masivamente programas de televisión. Medidas similares has sido adoptando en varios países pues está comprobado que la publicidad puede ejercer una fuerte influencia sobre ellos.

(Artículo completo: vea La Revista Agraria que se distribuirá el día miércoles 30 de julio con el diario La República)
 
[1] Mickey Chopra,  Sarah Galbraith & Ian Darnton-Hill. A global response to a global problem: the epidemic of overnutrition . Bulletin of the World Health Organization n 2002;80:952-958. http://www.who.int/bulletin/archives/80(12)952.pdf

[2] Eugenia E. Calle, Ph.D., Carmen Rodriguez, M.D., M.P.H., Kimberly Walker-Thurmond, B.A., and Michael J. Thun, M.D. Overweight, Obesity, and Mortality from Cancer in a Prospectively Studied Cohort of U.S. Adults. The New England Journal of Medecine. April 24, 2003.  http://curriculum.hsc.usc.edu/md_phd_journal/fall_2012/cancer_and_obesit...

[3] MINSA. Un gordo problema: sobrepeso y obesidad en el Perú. Ministerio de Salud, Lima, Perú; 2012. http://bvs.minsa.gob.pe/local/minsa/1830.pdf

[4] Ver Paola Arica, Críticas desnutridas y sin fundamentos;  Fernando Eguren, ¿Por qué es necesaria la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable? En La Revista Agraria 153, junio 2013.

 

Componente: 
Institucionalidad